La preparación completa del jinete

LA PREPARACIÓN DEL JINETE PARA LA COMPETICIÓN

 

Como deportistas que somos los jinetes debemos tener en cuenta tres aspectos básicos a la hora de prepararnos para una competición; La preparación física, la preparación psicológica y la preparación técnica.

Cada uno de estos aspectos tiene la misma importancia, si descuidamos cualquiera de ellos nuestro rendimiento deportivo se verá afectado directamente.

En nuestro deporte solemos ver muy a menudo grandes jinetes que en el momento decisivo de la temporada pinchan por culpa de los nervios, por ejemplo. En este caso es por falta de preparación psicológica.

LA PREPARACIÓN FÍSICA

Para obtener una buena preparación física es necesario entrenar con un preparador físico y si no, almenos ser supervisado periódicamente, y a poder ser con algún preparador que conozca bien nuestro deporte.

Como en cualquier otro deporte necesitamos entrenar nuestro físico para aumentar nuestro rendimiento, nuestra técnica y para evitar lesiones. Es más, en nuestro caso aún tiene más importancia al intervenir un animal de tal envergadura como es el caballo.

LA PREPARACIÓN PSICOLÓGICA

Este aspecto tiene que ser tutelado por un psicólogo deportivo.

Curiosamente este es uno de aquellos aspectos que a menudo caemos en el error de pensar que ya lo tenemos superado o que nosotros no lo necesitamos. Ya hace bastantes años que los deportistas de élite y los centros de alto rendimiento implantaron la figura del psicólogo deportivo en su plan de entrenamiento.

Yo personalmente tuve la suerte de poder trabajar con una psicóloga deportiva (Marcela Herrera) en un punto de mi carrera deportiva, donde me encontré que los nervios no me dejaban montar como yo sabía dentro de la pista de competición, y os puedo asegurar que ese trabajo marcó un punto de inflexión en mis resultados.

Cada vez más jinetes entrenan con un psicólogo deportivo porqué es un aspecto que difícilmente pueda entrenar un técnico deportivo en hípica.

LA PREPARACIÓN TÉCNICA

Este aspecto ha de ser entrenado por un técnico deportivo en hípica.

Este suele ser el aspecto más suculento a entrenar. Es básico tener unos buenos conocimientos técnicos para poder montar bien a caballo y desde luego para poder competir con garantías. La buena técnica suele hacer siempre que con menos frustraciones lleguemos  al mismo puerto.

Os animo a entrenar duro estos tres aspectos y veréis como vuestro rendimiento deportivo aumentará considerablemente.

También quiero añadir que es muy importante estar asesorados por profesionales cualificados y preparados en cada uno de estos aspectos.